Con ánimo de aprender

Este quiere ser un espacio para la expresión, para la comunicación, para el aprendizaje, para el ser. ¿Quieres viajar conmigo?
Deja tus comentarios, son imprescindibles.




2 de marzo de 2019

Smoke.Cuento de Navidad


A finales de junio me voy a Nueva York. Cosas que tiene la vida: te empuja hacia lugares, no prioritarios en la agenda propia pero sí en la de alguien importante, en este caso mi hija, que anda loca por visitar no sé cuántos lugares de la ciudad de los rascacielos. Momentos vitales distintos.  Ella, en plena efervescencia vital, a la caza de experiencias límite. Yo en, vamos a llamarle la meseta de la vida, esa etapa en que el cuerpo te pide algo de calma y sosiego. Vamos, que me voy preguntando cómo haré para encontrar rinconcitos "zen" en medio del barullo de la gran urbe...
Y en estos debates me encuentro y me he dicho a mí misma que necesito buscar alguna novela ambientada en ese lugar y he recordado una película que vi en los 90. Una película que siempre he recordado, protagonizada por Harvey Keytel, Smoke. Pongo el enlace a Smoke.Cuento de Navidad, porque buscando por esos mundos de internet, he dado con esta segunda película, que fue una especie de continuación de Smoke y he vuelto a sentir la emoción que se siente cuando ves cine en mayúsculas, cuando los actores te dejan sin habla y logran cautivarte. Los diecisiete minutos que dura este enlace son diecisiete minutos para maravillarse con las interpretaciones de esos grandes que son Harvey Keytel y William Hurt. El Keytel de El Piano, otro gran título de aquellos maravillosos 90.

Smoke.Cuento de Navidad.

Aún no sé a qué voy a dar prioridad en NY, pero lo que sí sé es que buscaré esa esquina de la 3a con la 7a Avenida una de las mañanas en que me despierte con ganas, iré a las 8h y tomaré una foto desde el lugar desde el que Keytel tomó las suyas durante una locura de mañanas, cada día a las 8, y lo haré porque he recordado esa esquina centenares de veces desde que vi aquella película en uno de mis cines preferidos de Barcelona, el Verdi, en el bullicioso y lleno de vida barri de Gràcia , en Barcelona.
Y de la película surge la búsqueda de la novela de Paul Auster, Smoke, para adentrarme en sus páginas y ver a dónde me llevan.


Fuente:
mejoresfotos.eu

Fuente:Youtube Gaming



17 de diciembre de 2018

Islamofòbia




Aquest dimecres passat vaig caminar, travessant de punta a punta la nostra ciutat, per anar a escoltar dues dones, la Fátima Aatar -antropòloga, activista feminista i antirracista- i l'Ainhoa Nadia Douhaibi -educadora social, investigadora dels dispositius de racisme institucional-. Era el dia contra la Islamofòbia (12 de desembre) i hi anaven a parlar-ne.

Sentia que havia d' escoltar dues veus femenines que viuen el problema des de dins i veure què deien i com ho deien. Formo part de la cultura occidental i estic al mig de milionades de missatges, de pors i d'interessos. Abstraure-se'n i tenir opinió més o menys objectiva no sempre és fàcil. Així que aprofitar una font de primera mà, per apropar-me a la seva mirada, a la seva experiència, em sembla una ocasió que no es pot perdre. 

La paraula islamofòbia a priori no m’agrada i al mateix temps em genera curiositat. Em dic que ja sé que és el racisme, la xenofòbia i em vé al cap tot el que passa en el carrer quant als immigrants, tot el rebuig i la ràbia que hi ha i com de complicat és contrarestar les idees de l’imaginari col.lectiu, que s’han anat agreujant a partir dels atemptats terroristes. Recordem com es va viure l’11 de setembre de 2011 i el que va suposar mediàticament. Un atemptat al centre de Manhattan, al centre de la “civilització”! Us adoneu de la diferència de tractament? Cada dia hi ha atemptats arreu del món, i  de molts d’ells ni ens arriben notícies... Tornant al que volia dir, si ja hi havia rebuig històric contra els “moros”, imagineu a partir d’aleshores. Ja totes les persones susceptibles de ser musulmanes, àrabs o de per allà baix[1], per l’aparença, es converteixen en sospitoses de ser terroristes, terroristes islàmiques, radicals... Imagineu el què ha de ser viure amb aquest estigma. Ens deia la Fàtima Aatar que ella ja no vol perdre més temps per a treure’s les etiquetes que li posen. Va posar l’exemple aquell que explica que just quan et diuen que no pensis en un elefant blau, passa exactament el contrari, no et treus la imatge del pensament. Així a ella se li fa  completament contraproduent afirmar que no ets lladre, que no t’obliguen a posar-te el mocador al cap, que ets feminista i un llarg bla,bla,bla... Ella expressà: “no em treu el son el vel o el masclisme que ens adjudiquen, el que me’l treu és el racisme, i  haver d’estar justificant-me contínuament i sentir que estic sota sospita”.

I penso en totes les situacions que dia a dia escolto al carrer, en les converses a diferents llocs, en les maneres com etiquetem les persones de forma tan arbitrària i en com de difícil és anar contracorrent, com esdevé una feina de titans fer l'intent disuasori per fer entendre que cada persona és un món i que homogeneitzar la gent per la seva pell o la seva aparença és una canallada, potenciada pels mitjans de comunicació i les institucions i els mecanismes de "control" que utilitza. I aquests aspectes són els que tractà l’Ainhoa Nadia Douhaibi. Remarcà diferents idees:


1) l'òptica de qui pateix les discriminacions és molt diferent de la que té qui l'exerceix. El grup “superior” és qui decideix què és bó i què és dolent, és el que crea la norma.

2) es dóna en la societat una estratificació en que a dalt de tot de la piràmide estaria la "blanquitud"[2], deixant a la resta en situació d’inferioritat, amb tot el que això comporta.

3) com més avall de la piràmide, major homogeneització de les persones de manera que van perdent individualitat i són englobades en el col.lectiu, susceptible de mil etiquetes arribant, en el límit, a la deshumanització. Com més amunt, menys judicis de valor apriorístics. En canvi, si estàs en els nivells inferiors sempre estàs sota sospita de ser “dolent”.

4) aquells a qui no es considera persones o no estan en el grup dominant, són el blanc de multitud d'atacs, mensyspreus, incomprensions i injustícies, havent de justificar la seva innocència.

5) Els Estats utilitzen mecanismes de detecció i control que comporten la criminalització racial.

L’Ainhoa va explicar la perversió de sistemes com el Proderai (Protocol de Detecció i Intervenció en Processos de Radicalització Islàmica a les Escoles, els centres penitenciaris i en diferents espais de vulnerabilitat social). Són mecanismes que parteixen d’un control d’una part sesgada de la població, amb uns criteris sense base científica i força arbitraris. Aquests protocols creuen dades que provenen de certs indicadors de radicalització perversos[3] amb factors de risc. És així que ens trobem davant racisme institucional, que crea una “mirada”, darrera la qual hi ha tot un aparell ideològic. Fer que el professorat apliqui aquests protocols és una animalada. Reben una formació que parteix d’una sèrie de creences que van conformant un imaginari de criminalització racial de forma que qualsevol persona amb un fenotip X o aparença similar és potencialment un criminal que pot estar preparant un atemptat en qualsevol racó.

En les explicacions d’ambdúes hi ha enfado i l’entenc. Aquestes coses que ens expliquen comporten situacions injustes, contínues, incòmodes, i que fan que s’hagi de perdre un temps de vida preciós en combatre-les. I no pots escapar-te’n.








Deia l’Ainoha que si es vol combatre el radicalisme islàmic potser enlloc d’estigmatitzar els nanos a les escoles o veient terroristes arreu, hauríem d’estar fent debats de geoestratègia política i veure on estàn les causes que possibiliten aquests fets. No es pot posar totes les persones sota sospita a causa de la seva aparença.

Va haver a la xerrada un relat ple de bons arguments, no exempt de ràbia que, repeteixo, prové d'una realitat que esdevé injusta i que només seria possible canviar si fem l'esforç de mirar-nos a la cara, de trobar-nos per a conèixer-nos. Necessitem més diàleg intercultural.  Però sobretot necessitem identificar com funcionen les relacions de poder en un model econòmic com el nostre, capitalista, que viu de la desigualtat creixent i la provoca, en un circuit sense fi. La causa a tants desgavells, desigualtats, patiments és precisament la perversió intrínseca d'aquest model econòmic depredador que no té en compte els danys que provoca. El model econòmic neoliberal té com a objectiu la maximització de guanys i fa servir totes les eines que pot. Necessita un relat de la por (ens treuen el treball, venen a delinquir i a fer atemptats...), i troba una justificació de la despesa en defensa, i aconsegueix dividir les poblacions per tal que no lluitin contra les relacions de poder que estan establertes. Un cop acabada la Guerra Freda es necessitava un altre enemic i se l’ha creat, tot i que sembla que se’ls està anant de les mans... La desgràcia és que acaba patint les conseqüències la gent més vulnerable.

Per tot això és necessari seguir fent denúncia de les implicacions de la Llei d’Estrangeria, de les batudes per perfil ètnic i dels acords institucionals amb el Marroc per tenir mà d’obra barata. Tot forma part de seguir mantenint privilegis de classe i d’exprèmer i desunir les persones. Com menys identificables siguin les causes a tanta desigualtat, més fàcil és pels poderosos manipular les nostres vides.







Quan acabà la trobada, el debat s'ha fet curt. Ens convé molta pedagogia, encontre entre cultures i respecte[4]. Poder parlar de quines són les nostres pors i poder traspassar-les, desmuntar-les, canviar la mirada, posar-li una mica d’amor i molta empatia. Hem d’aprendre a reconèixer qui és el verdader enemic i quines són les dinàmiques d’aquest sistema depredador que utlilitza tants mitjans per a que la gent senzilla es mantingui fragmentada i no sigui perillosa per l’estatu quo.




Quant necessàries són trobades interculturals des de la voluntat d'aproximació i de conèixer-nos, cadascú amb les seves fes o espiritualitats, des de lo religiós o des de la laicitat, però amb voluntat de saber-ne les unes de les altres! Hi ha un noi que comença a dir coses de la seva experiència en la fe islàmica, i m'agrada com s'expressa, denota bondat el to i les seves paraules, un noi jove que pertany a un grup de fe, i penso com de ric seria tenir més ocasions per tal d'escoltar-nos.







[1] Penseu que a més som uns ignorants i barregem sense tenir ni idea de què és ser àrab, què musulmà, què ...Tenim un embolic al cap que és necessari desfer per a poder parlar amb propietat.

[2] Ara no entraré a afegir al fet suprem de ser blanc, els altres adjectius que permeten estar al cim, “varó burgès heterosexual”, perquè em faria entrar en altres discriminacions i estratificacions en que estem inmerses . Ens quedem amb la “blanquitud” i el tema racial.

[3] Es fan servir criteris com “ ha canviat de roba darrerament”, “no li agraden les discoteques...” en  edats adolescents, quan totes sabem que precisament tot el jovent passa per moments de grans contradiccions i canvis en l’adolescència.
[4] M’agrada la paraula respecte perquè comporta horitzontalitat front la paraula tolerància que denota una gran dosi de verticalitat. Qui és ningú per a tolerar a altri?

9 de diciembre de 2018

Tiempos complejos

Vivimos días complejos, donde las personas que defienden la libertad de todas y temen el auge de movimientos de extrema derecha y directamente fascistas, por distintas circunstancias acaban viendo cómo los dedos acusadores les apuntan directamente de culpables. Nos asusta la vuelta, sí , del fascismo, y salimos a protestar contra ese partido que dícese demócrata, cuando todas sabemos leer un programa que aboga por acabar con derechos conseguidos, que no queremos perder. Porque si aumentan en número esto será un mundo de mierda, donde volverán las toquillas, las bocas cerradas, y el "aquí mando yo y a callar todo el mundo" y donde los diferentes tendrán que disfrazarse para no parecer raros.

Es algo extraño este mundo. A veces me apetece callar, iniciar un largo silencio, desde el que no perder perspectiva, pero sí evitar males mayores. Me doy cuenta que los discursos inteligentes y que abogan por una sociedad más justa no convencen, al contrario , a las gentes les convence lo rancio, lo totalitario, ese "orden" decimonónico en el que el "macho men" a caballo habla, manda y al que se obedece sin chistar, por señorito, por español y por poca cosa más, Ah! , sí , porque quiere esto para los de aquí, dice...Y que lindas mentiras salen por esas boquitas varoniles y bien enfundadas, discursos fáciles, que parecen cargados de razones y que tan mezquinos resultan a quien tenga un mínimo de sesera.

Y sin embargo, las "radicales" de izquierdas que tontas somos, con nuestro idealismo de mundos mejores, pensando que pasito a pasito iremos acercándonos a un mundo menos cruel y desigual, dejándonos llevar por la rabia, que tan bien les viene a los poderosos. Acabamos haciendo el juego a los señores de negro que utilizan a los ultras para venir a asustarnos , y nosotras les hacemos un rasguño, y las "fuerzas del orden" cargan contra nosotras, que somos las liantas del orden. Justo el mundo al revés pero lo que parece, acaba siendo.

Tal vez sí, es que a las gentes les va la marcha y ya les va bien un mundo de ricos y pobres, un mundo donde solo valga el "sálvese quien pueda". Tal vez, sí , esto deba ser como una selva, donde impere la ley del más fuerte, donde si eres pobre y no pagas la luz, el agua, el médico, pues te mueres y ya está. Tal vez, sea eso. He de dejar en pensar en un mundo donde haya una forma de redistribuir la riqueza, a través de un sistema fiscal de impuestos directos progresivos, en el que la vida de la gente pueda transcurrir con un mínimo de dignidad...

Tal vez es que no tenemos arreglo. Esto es España y déjaos ya de milongas, ese Estado fuerte y todopoderoso en que se va a los toros y se ve el fútbol día sí y día también y deja ya de dar por culo con la Justicia Social.

23 de noviembre de 2018

La casa de papel en Netflix

Hacer marketing de una plataforma digital de series, películas y no sé que otras historias no es el objetivo de esta entrada. Tal vez pensaréis que soy una dramática, una obsesionada, una radical, una exagerada. Tal vez lo sea. Mi opinión es que entre "netflixes, haches be os, partidos de fútbol y grandes hermanos" , etc, nos tienen entretenidas, felizmente entretenidas. 

Y mientras, la vida pasa. Vivimos emociones múltiples, tristezas, pasiones, alegrías, miedos, a través de los personajes de las múltiples pantallas que tenemos a nuestra disposición 24 horas al día, 7 días a la semana, 12 meses del año, por toda la eternidad, hasta que la muerte nos separe, o véte tu a saber...

Total que yo he caído, cual buena hija de vecina. La Casa de Papel me ha abducido y me ha acompañado posesamente durante unos días, no sé si pocos o demasiados. He llorado, he reído, me he entusiasmado, me he cabreado, vamos de todo, sin moverme del sofá. Yo creo que he soñado con el profesor y con la comisaria, con Berlín, ese psicópata que debiera  resultar insufrible y al que acabas adorando, con el director de la Casa de la Moneda y Timbre, con Tokio o Nairobi, dos personajes femeninos insuperables. Bueno, la verdad es que cada personaje tiene su interés y su riqueza de matices. Se nos permite ver el alma humana en su diversidad y con las contradicciones y paradojas que todas tenemos, hasta ese punto en que es comprensible eso de que " ya no sabes quiénes son los buenos y quiénes los malos", aunque sí, acabas teniéndolo claro. Decir que he disfrutado con la serie, que me hubiese gustado saborear un final algo más largo y que a pesar de que se pretende un desenlace algo crítico con el sistema bancario, finalmente se pasa muy de puntillas por el tema, que tendría muchas más posibilidades. 

Tenemos aspectos loables, como las actuaciones, los diálogos, el perfil de los personajes y aspectos que se quedan cortos, a mi modo de ver, como la crítica algo superficial al sistema. "No hay robo, sólo están inyectando liquidez al sistema, como hace la Banca cuando le da la gana". ¡Bingo! Sin embargo, si bien es cierto que no se le roba a nadie, también lo es que el atraco es la redención de unos pocos, el escape de un sistema sin salirse del sistema. "Tendremos dinero para escapar de "esto".Nosotros". Es legítimo querer escapar de trabajar como burros por una miseria, o no poder trabajar y tener que mendigar un subsidio..., lo que ocurre es que no todas podemos atracar un Banco, ni esa es la solución a una sociedad menos depredadora. 

En fin, después de toda esta perorata, y a pesar que podía haber habido una mayor crítica, deciros que echo de menos esos personajes, que me ha encantado la serie y que voy a estar un tiempo sin volver a caer en las redes de la vida virtual, porque mientras se está frente a una pantalla, la realidad se acerca peligrosamente a un Estado global totalitario en el que poco margen de maniobra tendremos si no ponemos remedio, es decir tiempo, pensamiento y acción. El mundo es dirigido por unas élites poderosas, mientras las gentes estamos  "felizmente" entretenidas, por eso necesita de nuestra atención, así que pantallitas, las justas o combinadas con muchas lecturas, con muchos libros. Llamadme agorera.











11 de noviembre de 2018

Déjate sorprender por Soria


Un día de paseos por Soria, una pequeña y sorprendente capital de la comunidad de Castilla y León, hermanada con el pueblo Cotlliure, en el sur de Francia, donde está enterrado Machado. Este poeta nuestro, vivió unos años preciosos en esta ciudad, donde se casó con Leonor Izquierdo y paseando por sus calles encuentras distintos puntos donde conocer parte de su historia.

Apunto aquí una frase de Machado que me hace reflexionar:



"Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política."




Comparto eso que dice de las fronteras, aunque yo creo que sí podría vivir en muchos sitios. Y me ocurre algo parecido a lo que él expresa en cuanto a los nacionalistas que lo son de pandereta o de barretina, a los que no les importa lo que ocurre en cuanto a justicia social en eso que llaman sus patrias, esos que de ética no quieren saber y se llenan la boca con la bandera y el himno. Ser de un lugar implica ser una ciudadana responsable que contribuye a la Hacienda común, sin evadir impuestos y luchar por unas condiciones de vida dignas y defender siempre el derecho de autodeterminación, el derecho a autogobernarse que todo pueblo debe tener. Ser demócrata, ¿no es eso?, defender que la soberanía resida en el pueblo...¿A Santo de qué no se permite a las gentes de un territorio poder votar para decir quiero esto o aquello? Ser de un lugar quiere decir escuchar qué dice el conjunto de la ciudadanía, más allá de intereses de unos pocos.


Volviendo a la visita a Soria, su cocina, excelente, como no podía ser de otro modo por esas mesetas castellanas. A resaltar sus conocidos torreznos, un pequeño placer para ocasiones contadas, dado su alto contenido calórico. Y las trufas. Si váis por allí no se os ocurra iros sin probar esas delicatessen.

Soria una ciudad por la que perderse un fin de semana y disfrutar sus calles, sus plazas, sus sorprendentes ermitas, iglesias y monasterios, y sus jornadas micológicas que están siendo esta semana, entre otros eventos culturales.


Visita esta web : Hacer turismo en Soria







14 de octubre de 2018

Días nublados

"Hay días que me como el mundo. Otros el mundo me come a mí. Cansada de tantos mensajes invasivos que me dicen cómo estar todo el día "happy flower". A veces me gusta llorar hasta quedarme sin aliento. ¿Y qué? si no pongo cara de melón a punto de explotar con una sonrisa postiza. Así soy, una persona de carne y hueso, que ríe a veces, y llora, también a veces, que sufre y que goza en distintos momentos. Sí, hay veces, como hoy, en que todo lo veo negro, y es que es negro. Está a punto de llover, estoy a punto de cambios en mi trabajo, mi suegra se está muriendo y hay mucho dolor en el mundo. Hoy podría ponerme una venda en los ojos y no ver todo eso. Es verdad que hay mariposas volando y que el mar no se detiene, y que hay niños felices cantando y corriendo, sin que nada les falte, y que estoy viva. Tengo motivos para todo, para estar feliz como una perdiz y para estar hundida en las más obscura de las miserias. ¿De qué sirve lo uno o lo otro? A ver si van a tener razón las budistas y el equilibrio está en estar presentes y salirse de los deseos, contemplando sin juicio. Tal vez sea eso. Y a la vez me pregunto qué gracia tiene evitar sentir. Estar vivo es eso, ¿no? , sentir. Me gusta menos el dolor que el palcer. Veo que son dos caras de la misma moneda. Sin uno no entendería el otro. Acepto pues que hay días como hoy, días nublados, en que me siento sola y no encuentro la salsa de la vida.  Y me digo, ya volverán los ingredientes y vendrá la salsa. Hoy toca la cara mala que me permite apreciar la buena cuando se abre con todo su esplendor, y saborear el éxtasis en todos sus colores."

                                                                Extracto del Diario de Erika Sanders





28 de julio de 2018

José Luis Sampedro en Alhama de Aragón

Cerca de la frontera con Soria , hay un pueblecito, Alhama de Aragón , conocido por sus aguas termales y sus balnearios. Estoy en Cetina, a escasos 4 kilómetros, en plena meseta castellana, aunque pertenece a la província de Zaragoza. Calor de mediodía, seco, fuerte. Para estar en el interior de las casas, de gruesos muros de adobe. Fuera el calor es insoportable. Por la noche la temperatura baja, y el cielo se cubre de un manto de miles de estrellas. Un cielo que ayer nos ofreció un eclipse lunar mágico, lento y especial, desde las eras a las afueras del pueblo. La tecnología nos permitió aderezar unos momentos la experiencia con música de Mike Oldfied- Moonlight Shadow- entre otros. Cuando el eclipse iba cediendo, nuestras sombras pudieron bailar más allá de nuestros cuerpos que empezaron a iluminarse cada vez un poco más, lento, lento...Estos días estoy en esto, en lo lento...extraño para mí. Empieza a invadirme el temor a la vuelta, a las prisas, las responsabilidades. Aquí es como si se parara el tiempo, y sin embargo no para...los días y las noches se suceden. Algo mágico debió ver en estas tierras Sampedro porque parece ser que pasaba aquí sus agostos, cada año, y escribía. Escribía.
En un precioso edificio, la Casa Palacio, hay una exposición permanente sobre su vida y su obra y vale la pena acercarse si estáis por la zona.

Foto extraída de este enlace en que encontraréis un recorrido por el lugar
http://elpaisquenuncaseacaba.blogspot.com/2014/09/alhama-de-aragon-de-banos-termales-y.html

Además de mis simpatías ideológicas con Sampedro, con el cual coincido plenamente, me atrae su figura, por la bondad que desprendía su mirada y su forma de hablar . Cada vez me doy más cuenta de cuando una persona habla desde el corazón y él era de esas personas, lúcida, sabia y buena. 
Por eso os recomiendo esta pequeña exposición porque os hará pasar un rato muy agradable. 




Una setmana molt cultural: gastronomia, educació i literatura.

Vaig voler escriure sobre una setmana que va ser prou interessant a nivell gatronòmic cultural i finalment van anar passant les setmanes i ja ha passat com un mes.
Aquestes primeres fotos són al restaurant,Garimall al poble de Pau, entre Vilajuïga i Palau-Savardera, a tocar del nostre paradís, al nord de l'Empordà...Llancà, Port de la Selva i el Cap de Creus. Un dinar sorpresa, un menú degustació, gràcies a la meva germaneta que ens havia regalat un pack d'aquests (Databox) en que surten un miler d'opcions. Finalment vam trobar el moment de gaudir el regal i sí que va ser tota una experiència. Bons vins, un amb cada platet, i bon ambient i servei. I les postres,  de les que normalment prescindeixo, excel.lents.
Per acabar-ho d'arrodonir, a la tarda un bon bany a la platja de Llançà que tants bons moments ens ha permès, en un entorn preciós, i unes aigües transparents i màgiques.






I després del cap de setmana , una visita a l'Ateneu de Barcelona. Al matí una xerrada per docents, sobre formacions i Escoles d'estiu i a la tarda, després de visitar la preciosa biblioteca, homenatge a Josep Maria Espinàs, un escriptor de casa nostre que no necessita presentació. M'encanta que hi hagi persones que han pogut viure de l'ofici d'escriure. Quina gran cosa poder treballar d'allò que t'apassiona!  Em vaig comprar el seu llibre Temps afegit i me'l va dedicar!  I no sé com em vaig atrevir, una mica més tard, a regalar-li un exemplar del meu Tiempos para la Vida, encara sento un pel de vergonyeta....aishhhh....però així va ser. I , quan ja marxàvem, a una de les vitrines vaig trobar un altre títol amb el temps com a eix, Temps regalat. Quines coincidències!







12 de mayo de 2018

Tiempos para la Vida



TIEMPOS PARA LA VIDA
                                      de Sonia Giménez Guzmán



Tiempos para la Vida parla de reflexions sobre el món que vivim, de "veritats"que no ho són tant, d'educació, d'economia, de feminisme, de com millorar el que ens envolta... Són 11 capítols curtets sobre com veig les coses i com m'agradarien. A vegades dubto, no tinc sol.lucions màgiques, i al mateix temps em costa acceptar les hipocresies socials i la inacció. Suposo que és per això que a vegades em desperto i m'he de llevar a escriure, per satisfer una necessitat vital, que només em costa temps. Només? Com si el temps no fós valuós, oi? Sembla que si no hem de pagar o no ens paguen, no hi ha valor,  i no és ben be així. El temps, precisament perquè no en podem disposar de forma ilimitada, l'hem de fer servir per allò que més ens gratifica, si podem i quina millor recompensa?. Per això, sempre que puc, li robo minuts a les hores, per escriure, perquè no sempre puc escollir, jo també tinc altres coses que reclamen dedicació...i a la que se'm posa una idea dins demanant-me sortir, m'he de plantar i parar les agulles de l'esfera i entrar en una dimensió atemporal on escriure, viure i estimar es fan la mateixa cosa, no sé , és màgia...

Donçs això, que si vols el teu exemplar del meu llibre, al mòdic preu de 14 euros, pots anar a la Cooperativa l'Egarenca, o a la llibreria Synusia, al carrer Montserrat,36 , dins l'Ateneu Candela. També el tenen a la Llibreria Vallès, a la Carretera de Rellinars, 175 i a SATEM, a la Plaça de la Cultura,1 . Tots els punts a Terrassa. Ah!, jo també disposo d'exemplars a la teva disposició. I també el pots adquirir a través d'Amazon (des d'aquí em solidaritzo amb els treballadors d'aquesta empresa i desitjo que la seva lluita els serveixi per dignificar la seva feina).

Si vols que te'l dediqui contacta'm a través del correu llibresenmoviment@gmail.com o deixa un comentari en aquesta entrada. 

Portada i contraportada de Tiempos para la Vida.

La eutanasia y la hipocresía social

Vivimos algunas situaciones complicadas en la vida, que nos llevan a replantearnos los convenios sociales que tenemos estipulados y que nos obligan a obedecer leyes que deberían cambiar ya. Me refiero hoy a la eutanasia. Entiendo que hay creencias que chocan con ella y me pregunto al respecto si no es más crimen alargar por días una agonía sin retorno que facilitar una muerte digna, acompañando a ese ser que ya no tiene más posibilidades en este mundo.
Sinceramente, y perdonénme quienes no compartan mis ideas, me parece terrible y un "pecado mortal" no hacer nada. Utilizo estas palabras, que siguen en uso en algunos sectores, para que todas las personas me entiendan. Estoy casi segura de que ese Dios en el que muchas personas creen, y que dicen que es misericordioso, no obedecería unas leyes tan poco compasivas. Ver como una persona agoniza por días, sin retorno posible, hecha un cadaver ya, piel y huesos, y no poder hacer nada como civil es indigno. Pero no es sólo que no podamos hacer nada porque la ley lo prohibe, es que social y personalmente aún es general la idea de que ayudar a morir, es matar. Me parece que somos patéticos. Es necesario que esta sociedad dé un paso a la edad adulta. De nuevo en el Parlamento estos días se ha hablado de la eutanasia. De nuevo la derechona rancia de este país vuelve a poner las mismas trabas de siempre, obedeciendo el dictado de una Iglesia aún poderosa y que en un Estado que se dice laico produce urticaria. Respeto plenamente todas las creencias y  las voluntades. Por eso pido que el Estado modifique las leyes de forma que todas las personas estén en disposición de poder decidir sobre estos menesteres en libertad. Son asuntos muy íntimos. Una ley de la eutanasia es necesaria, para acercarnos a las democracias europeas más adelantadas. ¡Qué aún, en pleno XXI tengamos que estar hablando de estas cosas...! Y doy gracias a los adelantos en medicina que permiten, al menos, que la persona que agoniza lo haga dormida o/y sin dolor, lo cual ha significado un avance, aunque insuficiente.
Pido desde aquí a las personas de Fe que dejen de inmiscuirse en la vida y la muerte del prójimo, y que cada cual decida cómo quiere vivir y cómo quiere morir. Eso sería lo correcto, más allá de las creencias de cada cual. 









11 de abril de 2018

Tribulaciones de madrugada de una profesora ocupada...

Son las cinco de la mañana, de nuevo instalada en el "insomnio" y en algo parecido al cabreo y digo parecido, porque a pesar de los pesares también siento cariño, -¡ay que joderse!-.

Ando entre la estupefacción y las ganas de ponerme en plan Fürher, como reacción ante tanta chiquillada protestando por una actividad lectiva que les parece que se sale del currículo: que si, "profe, es que quedan pocas horas de clase y tenemos que aprovechar el tiempo", que si "de este tema ya hemos hablado en clase contigo", "que si mañana es lo mismo, no vengo"...

En cuanto a la estupefacción, la cosa es que no deja de hacerme gracia esa potencia protestona de las alumnas (Nota 1), que de vez en cuando se alían contra las "injusticias" que cometemos desde el Centro educativo. Muchos de sus argumentos los rebato rapidito, rapidito, como diría mi amiga Carmen, la cuentacuentos, que es fantástica y en mi instituto encontraría tela telita para sus historias. ¡Ay si estos alumnos mios sacaran esa fuerza protestona para estudiar o para escuchar y tomar apuntes en clase! Estudiar no sé si estudian mucho, más bien poco, y tomar apuntes yo creo que no saben lo que es. Claro que los tiempos cambian pero si no escribes y lees poco o nada...

Fijaos: 

La queja "number one" ayer, frente a una actividad propuesta y que está directísimamente relacionada con el curriculum oficial, era que no quieren perder horas de clase. ¿Cómo pueden decir eso, cuando la mitad habrían perdido la evalucación continua, si me pongo "oficial"? Es flipante. Si es que no son más "inocentes" porque no son más. 
La segunda queja alegaba que de estos temas ya hemos hablado en clase y que era repetitivo. No digo que no ya que estos días toca hablar de emprendeduría, del mundo de la empresa, de cómo montar una, de la tipología y esas cosas y he querido introducir el tema hablando de economía y sistemas económicos para enmarcar precisamente la empresa en eso que llaman el entorno, el macro y el microentorno, y los potenciales niveles de influencia que cada agente económico tiene sobre ese entorno y entre sí. Hemos visto pinceladas porque el tema es extensísimo y ya están convencidos de que dominan. A mi entender dominar una materia es conocerla, estudiarla y saber explicarla con un lenguaje mínimamente alejado del que  suele usarse en la cafetería, y no tengo claro que sea el caso, salvo contadas excepciones.
La tercera "queja" decía algo así como que esta actividad se salía del currículo y qué dónde habla de eso en el libro, que pretendíamos comerles el "coco"... La actividad en realidad trataba de explicar de forma dinámica y participativa, utilizando un Prezi excelente, hecho por mi compañero laboral, qué es la Economía del Bien Común (EBC), cómo es el modelo de empresa cooperativa, para crear un debate entre todas y mostrar que hay otras formas de crear bienestar y empleo más allá de la típica empresa que sólo persigue la maximización de beneficios, que en múltiples ocasiones se salta la normativa laboral y medioambiental, externalizando gran parte de sus costes. Estoy firmemente convencida de que esta actividad era correctísima e innovadora (nota 2). Además en mis clases suelo recalcarles que han de apelar a su espíritu crítico y les repito mil veces que no se crean casi nada de lo que les pueda contar yo o quien sea, que lo imprescindible es que lean y se formen y tengan su propio criterio sobre los acontecimientos y la vida en la que están transcurriendo. La dinámica de ayer estaba planteada en estos términos. Juntamos a dos grupos clase y aunque cada profesor tiene su estilo y ayer éramos dos dinamizando, la idea era ofrecer un espacio y un tiempo a estudiar modelos nuevos de entender la economía, y luego crear debate y reflexión. Tomé el tiempo de una tutoría y pensaba seguir hoy con dos horas de clase. Creo que no lo voy a hacer, tal vez no merece la pena tanto esfuerzo. Puedo buscar vías más adecuadas para transmitir los mismos conocimientos, aunque me apena porque me parecía una buena actividad. Dicen que rectificar y adaptarse a las circunstancias es una aptitud para la vida. ¿Será que la tengo? -"¡Oh, my God! no dejo de sorprenderme a mí misma, juas, juas...".

Con refencia a lo que decía en el segundo párrafo de más arriba, he explicado lo de mi estupefacción frente a tanta queja.  Ahora viene lo del "Fürer" : eso de ponerme a cuadrar a los "soldados" cual dictador asesino de inocentes no es mi estilo, aunque ganas no me falten. Creo firmemente en la capacidad de obtener resultados positivos dándole la vuelta a las cosas, explicando desde la empatía, desde la comprensión de lo que el que está enfrente es capaz de tomar, más que nada porque "por huevos" ese que está enfrente se cierra y tururú aprendizaje. Y además de no ser mi estilo, en este caso no se trata de soldados, sino de personas adultas que debieran entender a estas alturas de su vida qué significa ser responsable y ser respetuoso porque de eso va ser persona ciudadana que ha de aprender a convivir en sociedad. Y qué menos que practicar con el ejemplo, aunque no siempre se esté en disposición.
No se dan cuenta en muchas ocasiones que exigen unos derechos que a ellos les parece que les son vulnerados, cuando no están cumpliendo con sus obligaciones. Y esto daría para otra entrada y yo ya estoy algo más relajada después de esta parrafada en la que he podido descargar las tribulaciones de una profesora que aún tiene esperanzas de poder transmitir algo de lo poco que sabe de este mundo complejo y loco en que habitamos.







Nota 1: En lugar de alumnos pongo alumnas. Siendo políticamente correcta diría que lo hago por llamar la atención sobre el uso del masculino, que histórica y lingüísticamente ha sido usado ignorando la existencia de las mujeres, dando por hecho que el masculino ya nos incluía.  Pero lo cierto es que en esta ocasión lo hago con ánimo de tocar los "güevs" precisamente a quien se ofenda por el cambio. Y he de reconocer que a mí también me suena raro. Es lo que tiene vivir en una sociedad patriarcal.

Nota 2: Creo que esta actividad era correctísima e innovadora porque iba sobre la materia y la íbamos a tratar de forma diferente a la habitual. Existen distintos modelos de empresa. Las cooperativas salen en el libro aunque les dediquen muy poquito espacio. Esto ocurre por dos motivos. Uno es que vivimos en un mundo en que casi todas las empresas tienen una fórmula jurídica de Sociedad Anónima o Limitada por las características del mundo capitalista que vivimos, en que las dinámicas llevan a la concentración de capital y esa tipología y estructura vertical es la que más le va a ese modelo económico. Las cooperativas responden a un modelo empresarial cuyo enfoque suele pretender la creación de empleo más allá del lucro y la propiedad está en manos de los propios trabajadores. Lo interesante de este modelo de empresa es que abre posibilidades de empleo y bienestar en un momento en que hemos de ser capaces de emprender y buscar fórmulas distintas para no acabar todos de peones trabajando por un chusco de pan. Y todo esto no quiere decir que sea la panacea. Sin embargo es interesante ver otros modos de hacer porque abre puertas a la esperanza y permite darse cuenta que tal vez no todo esté perdido. Y ese es el segundo motivo de porqué sale esto poco en los libros. La economía que se nos explica en general, en libros de texto básicos y en las universidades, es la economía neoclásica (las cosas son como son, el mercado funciona autónomamente, eso de la "mano invisible " que todo lo equilibra... aunque tu estés en las filas del paro, ei! pero contento con tu móvil de últimisima generación, que "ché que guai , che que majo") y que no aprendas que otro modo de hacer es posible si se trabaja en equipo y se mira de salir de las dinámicas inherentes a nuestro sistema capitalista. Tal vez es hora de ver en qué falla y buscarnos las habichuelas de forma algo inteligente, no sé , digo yo.  Y esta clase pretendía hacer pensar. En fin...




QUINO. (1999) Todo Mafalda. Barcelona. Lumen

 Esta foto la he encontrado en este interesante enlace. Si clicas podrás acceder.